Acerca del Tiempo

Vuelvo a publicar este FotoRelato. Lo hice hace meses pero ayer lo borré por error. Los problemas de instalar blogger en el smartphone y tocar donde no se debe.

Miro por la ventanilla de mi vida.
Me asusto de la velocidad a la que corre.


Aún recuerdo la edad del tiempo quieto.
Cuando parecíamos inmortales.

A vueltas con el color...

...o con la ausencia de él en la fotografía. Lo que da de sí este asunto. Yo suelo pensar en ello cuando intento salir de uno de esos periodos oscuros en los que pierdo un poco la motivación por hacer fotos. No soy un profesional y no tengo ninguna obligación de hacerlas pero, al revisar las carpetas en el ordenador, compruebo que en los dos últimos meses he apretado solo cuatro veces (y casi por obligación) el botón del obturador de la cámara. Empieza a resultar urgente ponerle remedio a esta pasividad fotográfica.

Eso hice el domingo pasado. Salí a dar un paseo por la playa del invierno (está en el mismo sitio pero no es la misma que la del verano) y, con las fotos seleccionadas, he formado "parejas temáticas". En cada pareja una de las fotos se muestra en color y la otra en blanco y negro. La pregunta a la que hay que contestar es por qué. No por qué van en parejas sino por qué he elegido la que he elegido para color (o blanco y negro)  y no la otra.



Empezamos.

Como en casa en ninguna parte

El aforismo con el que titulo este artículo no es un invento mío. Pertenece a ese tipo de frases que, como caen bien, las usamos mucho. Como las usamos mucho, las reconocemos como propiedad colectiva y... todavía las usamos más. Se podría encajar por tanto en el efecto bola de nieve, explosión en cadena, fenómeno viral o progresión geométrica (qué de palabras chulas para nombrar la misma cosa).


Yo lo voy a utilizar para llamar la atención sobre una manera de hacer fotos. Sobre una actitud más bien a la hora de hacerlas. Es, por supuesto, mentira. No es verdad que las mejores fotos son las que se hacen desde tu propia casa pero, exagerar en una dirección, suele ayudar a equilibrar las exageraciones que se producen en la contraria ¿Quién no ha soñado alguna vez con trabajar de fotógrafo para National Geographic? ¿Quién no ha tenido periodos de inquietud pensando que lo que realmente molaría sería poder fotografiar culturas exoticas y paisajes lejanos?

Bienvenido 2015

Tercera edición ya de esta especie de felicitación montada con una selección de mis fotos del año que termina. Es un trabajo laborioso que, como casi todo lo que lleva aparejado esfuerzo, suele tener sus compensaciones. Repaso con él toda mi actividad fotográfica del año (no ha sido muy pródigo), recuerdo los lugares visitados y rememoro los estados de ánimo que me han acompañado (quedan siempre prendidos en las imágenes). Es además una certificación de que no pierdo el interés por observar, pensar, hacer fotos y comunicarme a través de ellas.

No me voy a extender mucho. Que sean las fotos y la música las que hablen. Solo un detalle. El video lo podéis ver en un teléfono móvil o en una tablet pero se ha optimizado para ser visto en una pantalla grande (la del ordenador), con los altavoces empujando fuerte. Para hacerlo en las mejores condiciones no lo paséis pinchando en el play de la pantalla virtual que coloco en este artículo.

Seguid las siguientes instrucciones:
  • Pinchad en el texto "Bienvenido 2015" de letras azules a la derecha de mi foto. El enlace os lleva a la página de Vimeo, la plataforma dónde lo he subido.
  • Verificad que las letras HD (alta definción) están de color azul. Si no es así, pinchad sobre ellas.
  • Pinchad luego en el logo con las cuatro flechitas para verlo a pantalla completa.
  • Si no arranca él solo, darle al play.


Bienvenido 2015 from Juan Carlos M. Cancela on Vimeo.

Espero que lo disfrutéis. Dadle también vosotros la Bienvenida al nuevo año. Ultimamente vienen  todos enfurruñados  pero no debemos ser nosotros los que perdamos la educación.